domingo, 31 de octubre de 2010

Una semana intensa


Ya estoy en Bari. Ha sido un viaje largo (7 horas) desde Asís, y estoy un poco cansada. Pero la semana ha sido increíble. Volver a ver a tantos hermanos queridos, de tantas naciones distintas; las predicaciones y enseñanzas; las alabanzas ungidas; la alegría de estar juntos. Tanta gente, tantas palabras, tanto amor, tanta fraternidad. Realmente como un anticipo del cielo. Y, al mismo tiempo, tan terrenal, tan de casa, tan cercano.

Cathy Brenti, querida hermana de la Comunidad de las Bienaventuranzas, me dijo algo el otro día: "Escríbelo todo. Escribe el diario de la fidelidad de Jesús en tu vida". Y es tan importante hacerlo. No se trata de mi vida, de mis rollos, de ir poniendo por escrito lo que yo hago o dejo de hacer. Lo importante es lo que Él está haciendo en mi vida. Y está haciendo tanto que no sé ni por donde empezar. Estos días me impresiona conocer a tanta gente que han puesto su vida al servicio de Dios y de Su Iglesia. Personas entregadas en tantos ministerios diferentes a la nueva evangelización. De todas las edades, razas y condiciones. Gentes que un buen día decidieron dar el paso de formar comunidades de alianza y que viven la radicalidad del Evangelio en muchísimas áreas. La Iglesia está muy viva y de nosotros, laicos, depende que su vida sea cada vez más fuerte. Tenemos que dejar oír nuestra voz con fuerza en medio de este mundo descreído y secular. Como dice Catarina, que nadie se quede sin saber quien es Jesús y lo que nos quiere a cada uno. No hacen falta programas complicados ni grandes empresas, lo más sencillo puede llegar al corazón de muchísimos. Pongámonos en marcha, la mies es abundante y los obreros son pocos.

3 comentarios:

Paco Campos dijo...

Para que tengas feedback te diré que me alimenta mucho lo que escribes en tu blog. Que el Señor Dios siga haciendo cosas en nosotros. A Dios.

Encarna dijo...

Lou, te veo bien acompañada.Rodeada de las altas esferas...
Era una broma..
Me alegro que estés contenta.Aprovecha esta invitación que te ha hecho Jesús y "palante.."
Te echamos de menos.Yo por lo menos.
Un abrazo Encarna

Anónimo dijo...

Buona sera Lou: ya ves cómo va mi italiano!!. Aunque no escriba mucho no es proporcional a lo que te echo de menos. Que sigas gozando del cariño que das y del que te dan, en nombre del Jefe, que lo irradies a todos los que se te acerquen. Un baccio molto forteeeeee!!!! y hasta el día 8.La Frutines ( es por si acaso me sale como anónimo ).