jueves, 31 de diciembre de 2009

Adiós 2009. Hola 2010

Es momento de balances. En todas partes se hacen resúmenes del año, de las mejores imágenes del año, de las noticias más impactantes del año, de los que han fallecido en este año, etc... Pues, yo no quiero ser menos y quiero hablar de mi año.
A nivel laboral ya soy fija en el cole, y eso me da una seguridad increíble. Mi horario ha cambiado de tiempo parcial a jornada completa, y aunque supone menos tiempo para mí y mucho más trabajo, me encanta. Empecé el año dando clase a 3º de primaria, y ahora estoy con 5º y 6º. Además de History con los de 1º y 2º de la ESO. A veces me da la sensación de que llevo toda la vida en el cole y me siento realmente parte de un equipo. O sea que por ese lado muy bien.
Con mis amigos de Travellers fui al Románico palentino y a las Batuecas-Peña de Francia. Dos viajes increíbles, llenos de imágenes difíciles de olvidar. A parte de paellas (Sonseca y Cólquide), chocolatadas, merienditas, paseítos serranos, etc.. que han conformado un año estupendo de lleno de buenos momentos. Este año que empieza se presenta también lleno de planes viajeros y otros asuntillos. Todo de lo más apetecible.
Cecilia, mi hija, se fue a vivir a Londres en verano, y yo fui a verla en noviembre. Ahora está aquí por las fiestas y está feliz. Ha sido un cambio bastante radical en su vida, pero al verla tan contenta, tan llena de energía y con tantas ganas, una no puede dejar de alegrarse con ella y de dar gracias al Señor por su vida. Tengo la sensación triste de que está lejos pero al mismo tiempo feliz de verla feliz. Ya sabéis, sensaciones agridulces.
Mi padre nos dio un susto este verano por una bajada de potasio, pero ahora están los dos estupendos. Me encanta ver que con 81 años todavía hacen planes de viajes y entran y salen y, en definitiva, no paran.
En verano fui a Lourdes (mi ciudad) y luego estuve en San Juan de Luz con Fer y Cecilia. Fue estupendo. Luego estuve en Alpedrete y a mediados de agosto me marché primero con María a Sanabria, y luego con Pepa a Sanxenxo. Rematé con la semana de oración en Santiago. Conclusión: un estupendo verano. Este año espero viajar con Enki Tours a algún lugar del mundo. Ya sabes, Enki, prepara algo bueno para julio o agosto, para que las maestrillas podamos ir.
En Maranatha, mi grupo, hemos vivido tiempos difíciles, pero el Señor ha ido actuando y ahora estamos en aguas más tranquilas. De todos modos, todavía tenemos mucho que recorrer, muchas heridas que cerrar y mucho perdón que pedir. Aunque ha sido duro tengo claro que es mi grupo y que es donde el Señor quiere que esté, a pesar de todo. No soy yo la que elijo, es el Señor el que ha elegido por mí. Mi humanidad, a veces, me ha pedido salir por peteneras, pero el Señor fuerte en mi corazón, me ha hecho quedarme quieta, en silencio y oración. Todo está en Sus manos y Él mejor que nadie sabe lo que quiere hacer con este grupo.
A nivel personal, interior, puedo deciros que el verano supuso un punto importante de inflexión en mi vida. Hasta que fui a Lourdes, estaba triste e inquieta. No aparentemente por fuera, pero por dentro sentía mi soledad como un peso inmenso, y echaba de menos muchas cosas que había tenido. En el mes de marzo Fer se vio obligado a vender Cantachoenea, la casa que heredó de sus padres en Guéthary, y donde pasamos tantos veranos, navidades, y vacaciones. Me invadió una pena enorme. Era como si realmente fuera el fin de toda una época, y a pesar de no haber ido a Canta desde hace años, sentía su pérdida profundamente. Sobre todo pensaba en Cecilia y en su pérdida. Y, sobre todo, Fer. Toda su vida, en cierto modo, ha girado en torno a esa casa y era su lugar favorito, su refugio, tantas cosas. Cuando este verano fui a Lourdes y a la vuelta paré en San Juan de Luz para ver a Ceci y a Fer, recuperé tantos paisajes, sané tantos recuerdos, y me dí cuenta de que todo estaba bien, que el Señor lo tenía todo en sus manos, y que no pasaba nada. Volví a Alpedrete feliz. Con una serenidad, una tranquilidad increíbles. Doy gracias a Dios, y a mamá María, porque sé que en Lourdes escucharon mis oraciones y aunque no lo manifestaba externamente, el Señor conoce y escruta nuestros corazones, e incluso nos da lo que no hemos pedido.
Empecé el año con Pilar y Mariángeles, y hoy lo terminaré con ellas de nuevo. Ya llevo 3 años celebrando la Nochevieja con mis amigas, y es estupendo.
Para este año que empieza como en el chiste "Virgencita que me quede como estoy". Bueno, un poco más delgada, que con esto de dejar de fumar he engordado mucho. Fuera de bromas, espero que este año sea una caja de 365 días llenos de sorpresas. Le pido al Señor que sea capaz de disfrutar hasta de lo más pequeño, y que esté siempre atenta a las necesidades más pequeñitas de los que me rodean.
Os deseo a todos de todo corazón la mejor de las salidas y entradas de año. Que el año que empieza esté lleno de todo lo que vuestro corazón desee.
¡FELIZ AÑO VIEJO! ¡FELIZ AÑO NUEVO!

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Navidad

"Cree en lo imposible y podrás hacer lo increíble". Eso pone en un calendario que tengo en la cocina. Y me gusta la frase porque es exactamente lo que supone tener fe. El Ángel le dijo a María que para Dios no hay nada imposible, y por eso ella vivió la situación más increíble. En Navidad la palabra se hizo carne e hizo posible para cada uno de nosotros la historia de nuestra salvación. El Señor pensó en nosotros, uno a uno, y selló de la manera más preciosa su alianza. Un niño, un bebé, llegó a este mundo para demostrarle al mundo cuánto nos quería el Padre. Es algo que no deberíamos olvidar nunca, pero que tristemente a veces se nos despista de la mente. Por eso deseo de todo corazón que esta Navidad sea de verdad un momento de encuentro personal de cada uno con Jesús, que se hizo como nosotros y que desde esa humanidad quiere vivirlo todo con nosotros. Cada día el Señor nos pide que le dejemos nacer en nuestra vida, pero especialmente en este tiempo nos tenemos que dejar hacer por el Señor y permitir que un niño nos gobierne la vida.
FELIZ NAVIDAD PARA TODOS.

lunes, 21 de diciembre de 2009

Blanca Navidad

Aquí estoy sin cole por la nieve. Esta mañana ha amanecido todo nevado y precioso. Este año me he comprado cadenas, pero no he tenido que ponerlas (aunque la verdad es que no tengo ni idea de hacerlo) porque han cancelado las clases. Está como una postal navideña. Cómo cambia el paisaje con la nieve, se vuelve casi onírico. Los perfiles de todo cambian. Es realmente bonito. Sobre todo desde la ventana y con la casa calentita. Toda la Comunidad de Madrid está medio bloqueada por la nieve y el hielo. Hacía tiempo que no bajaban tanto las temperaturas. Además como hemos tenido este otoño tan "caliente", nos ha pillado a todos un tanto desprevenidos. Pero es bonito que nieve en Navidad, es como parte de la decoración. Te dan ganas de ponerte a cantar villancicos y, porque no reconocerlo, te entra cierta nostalgia. Creo que hoy me voy a volver niña y me voy a ir a jugar con la nieve.

domingo, 13 de diciembre de 2009

"Gaudete"


Hoy es domingo de Gaudete, el domingo de la alegría. Así se llama el tercer domingo de Adviento. Cada año en mi parroquia se bendicen los Niños Jesús de los belenes y es bonito ver a los niños con sus manitas extendidas sujetando las figuritas. Hoy todas las lecturas nos recordaban que teníamos que estar alegres, que teníamos que regocijarnos. Les preguntaban a los niños qué tenían que hacer para recibir al Niño Jesús y cada uno iba diciendo todas las cosas buenas qué pensaban hacer. Al oírles me he puesto a pensar qué es lo que el Señor nos pide en este momento antes de la Navidad, y me doy cuenta de que ante todo tenemos que saber aceptarnos como somos, que es así como Él nos quiere y nos acepta. No siento que tengamos que hacer esfuerzos para ser buenos o cumplir con un montón de preceptos, porque eso no hace que nuestro corazón se alegre y se abra para recibirle como él se merece. La verdad es que es un tiempo precioso, éste del Adviento, para prepararnos para algo realmente grande, y además cada uno tenemos la posibilidad de hacerlo como mejor sepamos. Lo que creo que todos debemos hacer es estar siempre, infinitamente, alegres.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Carta a "ma belle mere"

Querida Miquette,
Hoy hace 14 años, y a veces me parece que fue ayer. Ese día era domingo, día de Cristo Rey, y el tiempo era frío y gris. Hoy también ha hecho un día gris, pero ni mucho menos tan frío. Esa mañana tú te fuiste alrededor de las 11, con una sonrisa preciosa como si hubieras visto cara a cara a tu amado. Creo que fue uno de los momentos más intensos de mi vida, mezcla de dolor y paz, y una felicidad inexplicable. Desde entonces he sentido muchas veces tu intercesión en mi vida, en nuestras vidas, porque aquí incluyo a Fer y a Cecilia. Gracias a ti y a tu fiel oración volví a la casa del Padre, conocí la Reno, y recibí bendición tras bendición. Me dejaste la mejor de las herencias, la fe. Nada puede igualarse a ella. Hoy quiero escribirte para darte las gracias por las cosas grandes y pequeñas que vivimos juntas y por todo lo que hemos vivido desde ese 26 de noviembre de 1995. Desde donde estás sé que velas permanentemente por nosotros y que así será hasta que un día nos volvamos a ver. En estos últimos años, por muchos motivos, te he echado mucho de menos en momentos muy intensos, y me hubiera gustado tenerte a mi lado, oír tu voz, tu risa, tu consejo oportuno. En mi corazón he sentido tu compañía, pero me hubiera gustado tenerte a mi lado. Dale recuerdos al jefe de mi parte.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Para "cocinillas"


Permitidme que aproveche para hacer propaganda de una iniciativa de mi cole. Bueno en realidad es una iniciativa de la Fundación Altius de la Universidad Francisco de Vitoria. Resulta que el año pasado se les ocurrió ir recogiendo recetas en los distintos colegios y el resultado es un libro con más de 500 recetas de cocina, aportadas por más de 500 familias. Es una pasada. El dinero recaudado es para ayudar a la educación de niños desfavorecidos de Latinoamérica. Se llama "Sabores de casa" y cuesta sólo 20€. Si estáis interesados por favor encargádmelo dejando un comentario aquí. Si quereís más información de estas iniciativas entrad en www.1kilodeayuda.es

Ahora que llegan días de comidas, cenas y regalos os aseguro que este libro es ideal y además contribuís a una buena causa. Venga, ¡ánimo y manos a la cocina!

domingo, 22 de noviembre de 2009

Santa Cecilia, Cristo Rey y Efusión

Hoy es Santa Cecilia, el santo de mi hija, y además es Cristo Rey. Es decir, un día grande. Más grande aún porque acabo de volver de un retiro de efusión, con el grupo de Santa María del Buen Humor, y vuelvo llena de Espíritu Santo. Hemos estado en Caleruega, donde nació Santo Domingo, un lugar lleno de historia y bendición. Hacía tiempo que no iba a un retiro y la verdad es que lo necesitaba. Parece tópico decir que el Señor ha estado grande, pero debo caer en el tópico y decirlo muy alto, ¡el Señor ha estado grande! El sábado por la mañana escribí estas palabras: "En esta Efusión no quiero nada y lo espero todo". Sentía que no quería pedir nada en especial pero que necesitaba esperarlo todo de Aquel que todo lo puede. Doy gracias al Señor por cada una de las personas que han estado allí y que han hecho que reinara un ambiente de concordia y comunidad. Especialmente quiero dar gracias por las enseñanzas de Pilar del Barrio y por recuperar al Padre Pitillas (Piti) que hacía mucho tiempo que no veía. ¡Cuántos detalles del Señor en dos días!

domingo, 15 de noviembre de 2009

Bendita rutina

Los fines de semana tengo la rutina de escuchar un programa "mañanero" en RNE. Se llama "No es un día cualquiera". Me gusta porque es muy variado y los colaboradores son estupendos. Hoy en la tertulia hablaban de la rutina. La rutina como monotonía, como necesaria, como sinónimo de aburrimiento, la rutina como cotidianeidad, etc.. Me he ido a Misa pensando en ello y me he dado cuenta de que no habían mencionado la bendición que supone tener rutina. Solemos caer en la queja sobre la rutina, pensando que es un rollo levantarse, ir a trabajar, volver a casa y así todos los días. Y ¿qué haríamos si no tuviéramos esa bendita rutina? ¿Si nuestra rutina fuera la de no tener cama de la que levantarnos, trabajo al que ir, comida que llevarnos a la boca, casa a la que volver? ¿Qué diríamos entonces? Creo que se nos olvida con cierta, por no decir, con mucha frecuencia pararnos y dar gracias por nuestra bendita rutina.
Gracias, Señor, por cada día de la semana en el que puedo con mi coche, dirigirme a un trabajo, levantándome de una cama calentita y habiéndome tomado un buen desayuno. Gracias por cada minuto rutinario de mi vida. Tú te manifiestas en cada uno de esos momentos, bendiciendo cada instante. Enséñame a bendecir como Tú lo haces. No me dejes caer en la rutina de la maledicencia, la envidia, la queja permanente, el desagradecimiento, el rencor, la tristeza, el temor, etc.. Y si caigo en ello, pon pronto la bendición y la alabanza en mis labios y en mi corazón.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Viaje




Tenía pensado hacerlo hace tiempo, y lo reservé con bastante tiempo y me fui este fin de semana aprovechando la fiesta en Madrid (la Almudena). Me fui a Londres a ver a mi hija. Salí el viernes 6 (me pedí ese día) y volví el lunes 9. No ha sido mucho tiempo pero os puedo asegurar que hemos aprovechado cada minuto. Ya el avión iba a reventar de madrileños, familias enteras dispuestas a consumir sin freno. Es curioso, se habla mucho de la crisis pero el aeropuierto estaba lleno de gente y en Londres parecía que las tiendas regalaran en vez de vender las cosas. Yo no soy muy amiga de compras de modo que no he consumido demasiado. Me encanta mirar, observar, ver a la gente, las calles, los árboles, los parques. Montarme en un autobús de dos pisos, subirme al de arriba y ver cosas. No podía dejar de ir al Museo Británico, templo para cualquier aficionado a la Historia, y recrearme en alguna de las joyas que contiene. Mi favorita, el friso de la leona herida. Además, da la casualidad, que están poniendo una excelente exposición sobre Moctezuma y los aztecas y por si alguno no lo sabía, eso es lo que yo estudié en la carrera (Arqueología Americana) y claro allá que me fui a disfrutar como loca. Hemos tenido mucha suerte y no ha llovido mucho, es más ha brillado el sol la mayoría de los días. Eso sí, hacía muchísmo frío. Cecilia, mi hija, está estupendamente de superviviente en Londres. Domina el metro y los autobuses, los barrios, los mercadillos y todo lo más barato en una ciudad carísima. Me encanta verla así de bien, aunque a veces se me hace un nudo al pensar que está tan lejos ella sola. En fin, han sido cuatro días estupendos y muy navideños. Londres ya está todo decorado y parecía que ya estábamos en Navidad. La verdad es que hacía que todo pareciera aún más bonito. Ya sé que la Navidad no la dan las lucecitas etc, pero hay que reconocer que cuando están puestas con buen gusto las ciudades están mucho más bonitas.

domingo, 1 de noviembre de 2009

Todos santos

Aunque por el tiempo que hace parece mentira que estemos en noviembre, la verdad es que ya estamos en ese mes. Hoy hemos celebrado la fiesta de Todos los Santos. Me encanta pensar en todos aquellos que nos precedieron y que están ahí intercediendo por nosotros. Son tantos los que se merecen ese título de santos. Según dicen esa es nuestra meta, llegar a ser santos, aunque nunca nos pongan en un altar. Yo me siento bastante limitada para ello y como Teresa de Lisieux le pido a Él que sea mi santidad. "Deseo ser santa pero siento mi impotencia, y os pido Dios mío que vos mismo seais mi santidad". ¡Qué maravilla! Ella sí que llegó a los altares. Yo sólo deseo desear esa santidad que me parece algo inalcanzable. Cuando era pequeña los santos me parecían seres superiores. Gente que no sólo había dedicado su vida a Dios, sino que además eran buenísimos, intachables, etc... Ahora me doy cuenta de que no es así. La imperfección es algo santo. El pecado es necesario para alcanzar la santidad. El saberse pequeño, pobre, indefenso, cansado, te acerca a Dios. Creo que es el abandono en su voluntad, en su gratuidad lo que hace posible que lleguemos a ser santos. Al final todos llegaremos por puro amor de Dios hacia nosotros, por pura misericordia divina y escucharemos al Señor invitándonos a entrar en su gozo. ¡Gloria a Dios!

viernes, 30 de octubre de 2009

Dos años tirando palante

Hace dos años que empecé este blog, cuaderno de bitácora, o como lo queráis llamar. ¡Cuántas cosas han pasado en estos dos años! Muchas de ellas, casi todas, las he ido compartiendo aquí: nueva casa, nuevo trabajo, cumpleaños, pensamientos y, en definitiva, esta nueva vida que el Señor me ha regalado. Cuando empecé Tirarpalante, no me imaginaba que esto fuera a durar más de dos semanas, y aquí estoy dos años después. Me ha servido para sanar heridas, para compartir recuerdos, para estar en contacto con mucha gente que está muy lejos, en fin, que puedo decir que ha sido terapéutico en cierto sentido. Gracias a todos los que sois fieles a esto y que sé que me seguís, aunque no escribáis nada, y gracias a los que en algún momento habéis dejado constancia de vuestra presencia en mi vida escribiendo algún comentario. Espero seguir muchos años más tirando palante con todos vosotros.

jueves, 15 de octubre de 2009

Alegría

Tenía que ir hoy a hablar sobre la alegría al grupo Emaús, pero aquí estoy varada como una ballena a causa de la gripe. No saben si es la A, la B o la C, el caso es que tengo gripe y no puedo ir a trabajar, ni salir de casa, ni mezclarme con nadie. Es un poco rollo pero es estupendo descansar un poco y no tener horario. El día se estira como un chicle y parece transcurrir mucho más lentamente. Cuando me llamaron para pedirme que fuera a hablar de la alegría, no tuve dudas y dije que sí. La razón es que creo que si un grupo de personas se reúnen en oración, y el Señor les pone en el corazón un nombre y disciernen que esa es la persona que puede realizar algún servicio, yo no puedo decir que no a eso. No porque crea que yo estoy preparada, sino porque me cuesta decir que no al Señor. Bueno, pues andaba yo a vueltas con esto de la alegría, cuando me ha sorprendido la dichosa gripe. Pero el Señor ha seguido dándome "chispazos" y no puedo dejar de pensar en ello.
Yo creía que la alegría era mi carisma. Pero no es así. Me explico. La alegría es uno de los frutos del Espíritu Santo. Durante años yo he hablado de mi alegría en el Señor como si fuera un carisma que yo tuviera. Al cabo de los años el Señor me ha ido revelando que se trata de un fruto, de una manifestación de la obra del Espíritu en mi vida. La verdad es que es muy distinto. Hablamos mucho de los crismas y los dones en la Reno, pero creo que se habla poco de los frutos. El P. Tom Forrest ya lo ha dicho, creo que en el Boletín del ICCRS,. Empecemos a hablar de los frutos, de la cosecha. De lo que el Espíritu ha sembrado y está creciendo y dando alimento a tantos grupos, a tantas personas. La alegría fruto de la acción del Espíritu, no tiene nada que ver con la alegría a la que estamos acostumbrados en el mundo. El P. Cantalamessa lo decía este fin de semana con meridiana claridad. La alegría en el mundo , el placer, es lo primero que se busca y después vienen las lágrimas, la frustración, la desesperanza. En cambio Cristo nos muestra el camino contrario, primero la pasión, la cruz, y después la alegría perpetua, la alegría en la resurrección, en la esperanza sin fin. El planteamiento es completamente opuesto. Por eso los que nos tratan de convencer desde los púlpitos modernos (radio, televisión, prensa, Internet) que la alegría es algo contrario a Dios, no podrían estar más equivocados.
Yo lo he experimentado en mi vida. Cuando no creía en Dios y me valía sólo por mí misma, mi vida fluctuaba de estados eufóricos a estados depresivos. Tenía momentos de alegría esporádicos, seguidos de momentos de profunda tristeza. Os aseguro que es una montaña rusa a la que no me gustaría volver. Desde que volví a la Casa del Padre, he conocido la alegría en el Señor. Como se dice al final de la Plegaria Eucarística: "Por Cristo, con Él y en Él". Y es más fuerte que tú, y te arrastra y no la puedes contener. Como ese agua viva de la que habla Jesús a la Samaritana. Y además es algo increíble pero el Señor se hace alegre en ti. Sí, como el niño saltó en el vientre de Isabel al ver a María, sientes como si el Señor danzará de gozo por ti, y eso te hace todavía más alegre. En Sofonías 3, 14-18 dice: "¡Lanza gritos de gozo, hija de Sión, lanza clamores, Israel, alégrate y exulta de todo corazón, hija de Jerusalén! Ha retirado Yahveh las sentencias contra ti, ha alejado a tu enemigo. ¡Yahveh, rey de Israel, ésta en medio de ti, no temerás ya ningún mal! Aquel día se dirá a Jerusalén: ¡No tengas miedo, Sión, no desmayen tus manos! Yahveh tu Dios está en medio de ti, ¡un poderoso salvador! Él exulta de gozo por ti, te renueva por su amor; danza por ti con gritos de júbilo, como en los día de fiesta".
¿Qué más se puede pedir? Yo lo siento en el momento que empiezo a alabar, en el momento de la Consagración, en los momentos de oración íntima con Él, en cada Adoración, cuando Él está presente. En la Reno lo cantamos "Esta alegría no va a pasar, esta alegría no va a pasar, esta alegría no va a pasar. (¿Por qué?)Porque está dentro de mi corazón. El fuego cae, cae, los males salen, salen, y el creyente alaba al Señor". Es eso, está dentro de ti y no importa lo que suceda a tu alrededor, la alegría en el Señor no cesa. Es más fuerte que tú.
Cuando yo era pequeña (13 años) interpreté el papel de María en la función de Navidad de mi cole (el Británico). Era en inglés y en un momento determinado caía de rodillas y recitaba el Magnificat. Me lo aprendí de memoria y pasaron muchos años hasta que me dí cuenta de lo que había recitado en esa función. Lo que en aquel momento eran palabras sin sentido, aprendidas de memoria, ahora se han hecho himno constante en mi vida. Creo que el Magnificat es una proclamación de alegría perpetua en el Señor, de agradecimiento y que cada uno de nosotros podríamos hacer nuestras sus palabras iniciales: "Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador".
Desde que recibí la Efusión en el Espíritu no he cesado de sentir esa alegría en el Señor que inunda toda mi vida y le doy gracias a Dios por ser capaz de manifestarla y de manifestarse en mí con tanta fuerza. No es algo mío, lo tengo claro, pero permitidme que lo sienta como una marca de identidad. Es como si el Señor me hubiera sellado, me hubiera marcado con ella para que fuera visible para todos. Hace años me sucedió algo en Maranatha. Estaba de servidora en un Seminario de Vida en el Espíritu y había un hermano de los nuevos que no podía soportar mi alegría. Un día que estábamos compartiendo me lo dijo, y yo me quedé bastante mal. Me daba pena hacerle daño, pero no podía evitar alabar con alegría. Se lo dije a Pedro Reyero, y su respuesta fue: "Tú eres las castañuelas de Dios, y las castañuelas de Dios no pueden dejar de sonar". Desde entonces me he dejado utilizar por el Señor, y he seguido siendo sus castañuelas. Unos días con más repiqueteo, otros días más suaves, como el Señor disponga que para eso es Él el que las toca. Bueno, ya os dejo, y lo voy a hacer con algo que San Pablo les dijo a los Filipenses, y que todos conocéis perfectamente: "Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres". (Todo esto se lo dedico especialmente a mis hermanitas del grupo Emaús de Madrid).

miércoles, 7 de octubre de 2009

Niña bonita en el Señor

Puede parecer sorprendente pero es que he llegado a los 15 años con el Señor. Es decir, hace 15 años me convertí, "pegué la vuelta", y volví a los brazos de mi Padre. Por eso como los 15 años es la edad de la "niña bonita", permitidme que me diga a mí misma eso: "soy una niña bonita en el Señor". El día exacto fue el pasado 4 de octubre, pero no pude escribir nada porque estoy muy ocupada últimamente, y mi tiempo me rinde muy poquito. ¿Qué puedo decir de estos años? Pues, gracias, gracias, gracias, infinitas gracias al Señor, a Mamá María y a tanta gente que ha hecho posible que yo esté hoy aquí, que sea como soy y que me acompaña en mis alegrías y en mis tristezas, en salud y enfermedad, etc... Espero seguir cumpliendo muchos años más con todos y aunque nos separen en algunos casos océanos y montañas, no importa cada uno tenéis un lugar especial y representáis un momento único y especial en mi vida. Esta tarde, si Dios quiere, iré a mi grupo y daré gracias a Dios con todos mis hermanos, y podré alabar y bendecir, y cantar y bailar y alegrarme en el Señor con todos ellos. Este fin de semana tendrémos nuestro Encuentro Nacional, y podré ver a tantos hermanos que viven lejos y que veo sólo una vez al año, pero que están muy cercanos a mí. Nos va a acompañar el Padre Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia, 0 sea que si alguno os animáis podéis acercaros al Palacio de Congresos al lado del IFEMA en Madrid, y compartir el fin de semana con nosotros. La verdad es que no creo que haya mejor manera de celebrar mis 15 años.

lunes, 21 de septiembre de 2009

50+1

Eso me va a pasar mañana, tendré 50 años + 1. Eso me da qué pensar. Si me pusiera a pensar tengo muchas más de 50+1 razones para dar gracias a Dios. No tendría ni 50+1 años para hacerlo, simplemente no tendría suficiente tiempo. Como mañana probablemente no tendré tiempo para hacerlo, aprovecho este momento que tengo para escribir. Quisiera empezar diciendo que lo primero que se me ocurre es dar gracias por todos estos años. Con buenos y malos momentos, con alegrías y tristezas, sola o acompañada, no me gustaría dejar de dar gracias por todo lo vivido hasta ahora. Sería totalmente injusto no hacerlo. La vida es en sí el mejor regalo que nos han hecho. Hay dos cosas que son lo mejor que me ha pasado: ser madre (lo más de lo más) y mi vuelta a la casa del Padre hace 15 años. Las dos cosas han llenado totalmente mi vida. Para ser más precisa, las dos cosas son mi vida y en las dos me realizo plenamente como persona. De ninguna de las dos podría renegar, son parte esencial de mí. No hay mayor tesoro que ser madre. Y qué decir de ser hija del Padre, no hay nada comparable en este mundo. La certeza de Dios en nuestra vida, de Jesucristo como amigo, redentor y salvador es algo que sobrepasa cualquier cosa que podamos vivir o imaginar. Todo eso lo he vivido yo, lo vivo y lo viviré y por pura gracia no morirá conmigo porque es mi pasaporte a la eternidad. ¡Qué joven soy! Sólo han pasado 50+1 años de vida eterna.

viernes, 4 de septiembre de 2009

La "rentrée"



Ha sido un buen verano. Como todo lo bueno ha pasado deprisa. Ahora estoy en plena "vuelta al cole", "rentrée" que dicen los franceses. Primero estuve en la zona de Sanabria (Zamora) en casa de mi amiga María. Es una zona preciosa con muchos árboles y hasta un lago de origen glaciar que te hace pensar que estás en Suiza o el Norte de Italia. Fueron días llenos de tranquilidad, buenos alimentos (del huerto) y mucha amistad. María tiene una casa preciosa, grande y acogedora, que refleja perfectamente como es ella. De allí el día 20 me fui para Sanxenxo (Pontevedra) a disfrutar de mi amiga Pepa y su familia. Fueron días llenos de ¡¡¡MAR!!! Me encanta el mar, me encanta Galicia y me encanta Pepa. La verdad es que me siento muy afortunada por tener tanta gente amiga y generosa a mi alrededor. Es parte de la maravilla de la comunidad. El día 24 Pepa y yo nos fuimos para Santiago a disfrutar de una semana de oración con nuestro grupo, Maranatha. ¡Qué pasada! ¡Qué gozada! No éramos muchos, estábamos los que el Señor ha querido reunir, ni uno más ni uno menos. Mamen y Vicente Borragán han conseguido un "combinado" estupendo, mezclando en la coctelera del Señor todos los ingredientes necesarios: Jesús, alabanza, adoración, enseñanza, fraternidad, hermandad, compartir y mucho amor, a todo ello agregar albariño, pulpo, pimientos de Padrón, mejillones, queso, navajas, berberechos y demás productos gallegos, y tenemos el cóctel perfecto para finalizar el verano. Uno vuelve al tiempo ordinario con la batería bien recargada y dando muchas gracias por todo lo vivido. Ahora al cole a trabajar mucho. Este año tengo jornada completa y un montón de clases. Es un reto, pero como siempre me pongo en manos del único que lo puede todo, y le pido que desde este momento nos bendiga a todos en todo lo que vayamos a hacer. Espero que todos tengáis una buena "rentrée".

martes, 4 de agosto de 2009

El cura de Ars

Hoy celebramos la fiesta del Santo Cura de Ars: Juan María Vianney. De modo que hoy deberíamos felicitar a todos nuestros sacerdotes. Este año se cumple el 150 aniversario de la muerte del Santo y además estamos en el año de los sacerdotes. ¡Cuántas cosas a celebrar! En el año 2005 tuve la gran suerte de poder ir a Ars a un Retiro Internacional de Sacerdotes a traducir. Éramos pocas las mujeres que estábamos allí. Yo nunca había visto a tantos sacerdotes juntos. Tengo un recuerdo precioso de aquello. Este año se va a celebrar otro Retiro Internacional de Sacerdotes en Ars. Para más información pinchar en este enlace http://retraitears2009.org/site_spanish/index.htm Yo este año no podré ir, el trabajo en el cole me lo impide, pero animo a todos los sacerdotes a que acudan, y os animo a invitar a vuestros sacerdotes a que acudan. Sería un buen regalo para agradecerles todo lo que hacen por nosotros. Yo desde aquí quiero dar las gracias a todos los sacerdotes que de un modo u otro han influido en mi vida. Sobre todo a los que me han acompañado y me acompañan en este camino de la Renovación. Gracias de todo corazón por cada palabra de aliento, por cada Eucaristía, por cada confesión, por cada momento juntos y por ese día en que le dijistéis sí al Señor para entregar vuestra vida al servicio de los demás. Doy gracias, alabo y bendigo al Señor por cada uno de vosotros.

miércoles, 29 de julio de 2009

Diario de un viaje interior


DIARIO DE LOURDES EN LOURDES
Jueves 16 de julio
Día lleno de sensaciones y de emociones. Volver a ver paisajes tanto tiempo soñados, te hace llorar y reír al mismo tiempo. El día ha empezado muy temprano (5 de la matina) y a las 6:30 me ponía en camino. 8 horas después llegaba a Lourdes (my town) tras varias paraditas (pipi, café, gazole). He hablado con Ceci y con Fer y el sábado les iré a ver al barco en S. Juan de Luz. ¡Qué cosas!
El hotel es pequeño, modesto y céntrico. Perfecto para una viajera solitaria. Es una pena que MªÁngeles no haya podido venir. ¡Qué bien le habría venido! He pasado la tarde en el Santuario. Lo primero saludar a Mamá María en la gruta. No había mucha gente (¿la crisis?); y he hecho un montón de fotos. Luego la procesión de los enfermos con el Santísimo. ¡Precioso! Allí estaban todos “mis malitos” recibiendo la bendición del Señor. ¡Qué nudo tan grande!.
Lo único malo de viajar sola es que no hablas casi (sólo para pedir algo a un camarero o en una tienda) y es bastante “triste” (al menos para mí).
Ha hecho mucho calor (húmedo y pegajoso) y me he dado una ducha estupenda.
Tendré que buscar palabras para describir lo vivido, visto, oído y sentido. He llorado, reído, alabado y dado muchas gracias a Dios por todo.
Nota aparte: Es increíble la cantidad de jóvenes que hay en Lourdes. De todas las nacionalidades. Vienen a ayudar con los enfermos y esas cosas. Creo que empieza a llover. “Efestiviwonder” ¡llueve! No podía dejar de hacerlo en Lourdes, la ciudad del agua.
Aquí se palpa la fe. Cuando entras en la Explanada de la Basílica todo cambia. Fuera el mercadeo absurdo y grosero de las cosas “sacras”, dentro fe pura y dura. Silencio, recogimiento. Expectativa. Es algo increíble. Toda lengua, raza, sexo, condición, se dan cita en este lugar; y todo empezó hace 151 años cuando a Mamá María se le ocurrió aparecérsele a una pobre niña, Bernadette. Año tras año la gente viene en busca de un milagro. Nadie sale indiferente de aquí. Hay algo tangible, muy tangible.
Me voy a las antorchas.

Viernes 17 de julio
Al final no hubo procesión. Llovía tanto que me tuve que ir empapada al hotel. Me tomé un poleo calentito y a la cama. ¡10 de la noche! A las 6 ya estaba despierta. (Parezco una gallina). Dicen que al que madruga Dios le ayuda y hoy se ha cumplido. A las 8:15 llegaba al Santuario y comencé a deambular. De pronto un cartel con las Misas: ¡8:30 Misa en español en la gruta! ¡Gloria a Dios! El día lluvioso y frío (el corazón alegre y soleado). Era una Misa de canario: Hospitalidad de Ntra. Sra. de Lourdes de la diócesis de Tenerife. Nunca había estado en una Eucaristía en la gruta. Es algo muy especial. Llovía al principio, luego ha parado, pero el sol no ha salido. Los lugares “santos” tienen algo especial. No me gusta el culto a lugares ni a imágenes, pero me doy cuenta de que cuando están tocados por Dios, verdaderamente (con autenticidad) son de otra dimensión. Luego he rezado el rosario por “mis malitos” y me he ido a pasear.
Ahora estoy tomando un fabuloso capuchino en el Café Jeanne d’Arc. El tiempo transcurre de modo diferente. Comeré pronto y seguiré disfrutando de este mini Retiro.
Como buen animal de costumbres he vuelto al Jeanne d’Arc a comer. Es una monada de sitio. Los camareros son encantadores. Esto es un crisol de razas, culturas, idiomas y demás. Se siente lo universal, “lo católico” de nuestra Iglesia y fe.
Ha entrado un grupo bullanguero de Toledo. Van todos con la bandera de España en plan condecoración. Se les distingue bien. Son de Consuegra para ser más precisos.
Ha salido el sol.
Un poquito de siesta y otra vez al Santuario. Llueve y está frío. Después del calor de ayer se agradece. Estoy en la Tienda de la Adoración, sentada al abrigo de la lluvia. Acaban de retirar al Santísimo. Ahora va a empezar la Adoración de los Enfermos en la Basílica de San Pío X (subterránea). Todos los días a las 5 de la tarde se adora con los enfermos. Es precioso. Ayer hubo procesión, pero hoy como llueve tanto no hay.
Se está bien en esta tienda a pesar de que el Señor ya no está expuesto.
Paseo sin fin por el Santuario y por el pueblo. Por fin he visto el Cachot y la Casa natal de Bernadette. Más vale tarde que nunca. Me duelen un poco los pies, pero ¡bendito cansancio! Espero que no llueva y poder ir a la procesión de las antorchas.
Ahora de nuevo en el Jeanne d’Arc para cenar. Es una monada. Ya lo he dicho antes.
He pedido info en la Hospitalité para el trabajo de voluntariado. Creo que me voy a apuntar. Siento la llamada a ello. Me agrada el aire que se respira entre los hospitalarios. Ya veremos.

Hasta aquí lo que escribí en Lourdes. Después de la cena fui a la procesión de las antorchas. ¡Qué maravilla! Es la segunda vez que voy. La lluvia nos dio una pequeña tregua y pude disfrutarla. Es emocionante ver como los enfermos tienen prioridad para todo en este lugar. Acostumbrados a un mundo “tan perfecto” ver que lo enfermo, pobre, pequeño y humilde tiene reservado el lugar principal es algo que te anonada. No sé cómo describir las caras de tantas personas “empujadas” y “empujantes”. Las primeras filas, siempre para ellos. Lourdes es una buena experiencia que recomiendo a todo el mundo. Me ha encantado la experiencia de viajar sola. Ha sido una sensación de mucha libertad.
Me fui de Lourdes muy temprano por la mañana camino de los paisajes que más me gustan y añoro. Y he vivido otros dos días completamente diferentes pero también llenos de buenas cosas. He estado con Fernando y Cecilia (mi ex y mi hija). Sólo os diré que lo he vivido con paz, que me he sentido sanada de muchas cosas que todavía me rondaban y que ya no me duele. Creo que el hecho de haber ido antes a Lourdes tiene mucho que ver con todo esto. En fin, que ha sido un viaje estupendo.

miércoles, 15 de julio de 2009

Viaje interior

Andaba yo pensando irme con mi hermana Ana al Algarve pero lo hemos tenido que cancelar porque mis padres están algo pochos. Cositas de la edad. Como mis padres, gracias a Dios, están mejor y mis hermanos de momento se quedan por aquí, he decidido irme unos días yo sola. Me voy a Lourdes a estar unos días tranquila con el Señor y conmigo misma. En mi corazón me llevo un montón de personas que necesitan muchos mimos de Mamá María y de su Hijo. La lista la encabezan mis padres, Irene, Fidel y Chus. También quiero dar las gracias porque lo mío es benigno y por tantas bendiciones que recibo cada día. A la vuelta os contaré.

jueves, 9 de julio de 2009

"DIA DEL ORGULLO CATÓLICO"

Deberíamos atrevernos a celebrar todos los días el "Día del orgullo católico". Tenemos muchos motivos para sentirnos orgullosos y ya que ahora se puede celebrar el orgullo de ser lo que sea, ¿por qué no hacerlo nosotros? A continuación un escrito que he recibido por correo-e. Leed y reflexionad.

SIÉNTETE ORGULLOSO DE SER CATÓLICO (escrito por un Judío)Siéntete orgulloso de ser Católico (extractos de un artículo escrito por Sam Miller, prominente empresario judío de Cleveland NO CATÓLICO)¿Porqué se ensañan los periódicos en continuar una Vendetta sobre una de las más importantes instituciones hoy en los Estados Unidos, de nombre Iglesia Católica?¿Sabía usted que la iglesia católica educa a 2.6 millones de estudiantes costándole a su iglesia 10 mil millones de dólares, y por ende ahorrándole a la contraparte de contribuyentes norteamericanos 18 mil millones de dólares? Sus estudiantes terminan sus estudios universitarios a razón de 92% todos con cargo a ustedes como católicos... Para el resto de los americanos es gratis.La iglesia cuenta con 230 Colleges y Universidades en los Estados Unidos con un reclutamiento de 700,000 estudiantes. La iglesia católica tiene un sistema de 637 hospitales sin fines de lucro en los cuales se atiende hoy en día a 1 de cada 5 personas (no solo católicos) en Estados Unidos.Pero la prensa está ensañada y tratando por todos los medios posibles de denigrar totalmente a la iglesia católica de este país. Han culpado de la enfermedad de la Pedofilia a la iglesia católica, lo cual es igual de irresponsable que inculpar el adulterio sobre la institución del matrimonio. Déjenme darles algunas figuras que ustedes como católicos deberían recordar. Por ejemplo, 12% de 300 miembros del clero protestante encuestados admitieron haber tenido relaciones sexuales con algún feligrés; 38% reconoció algún otro tipo de contacto sexual inapropiado. En un estudio llevado a cabo por la United Methodist Church, 41.8 % de las mujeres del clero encuestadas reportó abusos en comportamientos sexuales no deseados; 17 % de las mujeres laicas han sufrido hostigamiento sexual.Mientras que solo el 1.7 % del clero católico ha sido encontrado culpable de pedofilia, 10% de los ministros protestantes han sido encontrados culpables de pedofilia. Este no es un problema de los católicos. Un estudio acerca de los sacerdotes Americanos mostró que la mayoría se encuentra feliz desempeñando su sacerdocio y que lo han encontrado mejor aún de lo que suponían, y que la mayoría, si se les presentara la alternativa, volverían a escoger el sacerdocio de cara a todos estos ataques infames que ha estado recibiendo la iglesia católica.La iglesia católica se encuentra sangrando de heridas auto-inflingidas. La agonía que los católicos han sentido y sufrido no es necesariamente culpa de la Iglesia. Ustedes han sido dañados por un pequeño número de sacerdotes desviados quienes para ahora probablemente han sido arrancados.Caminen con sus hombros rectos y su frente en alto. Siéntanse orgullosos de ser miembros de la agencia no gubernamental más importante en los Estados Unidos. Y luego recuerden lo que dijo el profeta Jeremías... "Permanezcan en los caminos, y busquen y pregunten por las rutas ancestrales, donde se encuentra el bien y caminen por ellas, y encuentren descanso a sus almas". Defiendan su fe con orgullo y reverencia y comprendan lo que su religión hace por todas las demás religiones. SIÉNTETE ORGULLOSO DE SER CATÓLICO.

jueves, 2 de julio de 2009

Siempre adelante

Hoy he ido a recoger los resultados. Es benigno. ¡GLORIA A DIOS! Dentro de 6 meses me volverán a hacer pruebas de control y ya está. La verdad es que cuesta encontrar palabras para definir todos los sentimientos que se te agolpan. En ningún momento he tenido miedo, pero sí algo de inquietud. Me horrorizaba la prueba pero no pensaba tanto en el resultado. Una vez pasada la prueba empecé a sentir cierta inquietud por el resultado y hoy cuando la doctora me ha dicho que todo estaba bien, he salido llorando y mi pobre hermana no sabía al principio si tenía o no tenía algo. Era alivio, alegría y profunda gratitud a todos los que habéis estado allí, a los que habéis orado, a los que me habéis acompañado y a todos los que simplemente me habéis querido. Ahora a seguir adelante, disfrutando de la vida en toda su plenitud. Os invito a hacerlo conmigo.

miércoles, 1 de julio de 2009

Da que pensar

En estos días asistimos a un auténtico circo mediático en torno a varios personajes. Unos por pegarles patadas a un balón de una manera más o menos artística y otro por haberse muerto, desde luego de una manera muy poco artística. Lo más triste es que otros se nos olvidan entre tanto ruido y algarabía. Ha habido alguien que ha muerto, poco antes que el otro, y que no ha causado más que unos pocos comentarios, si lo comparamos con el anterior. Lo malo es eso, tener que compararlos. Uno hizo de su vida un circo. El otro dedicó su vida a cumplir 1Co, 13, es decir a amar. Uno vivió de espaldas a toda realidad, dedicándose a intentar ser lo que no era o al menos daba esa impresión. Otro decidió sumergirse a tope en la realidad de los que menos poseen y mejorar sus condiciones de vida. Uno vivió para sí mismo, otro murió a sí mismo para vivir para los demás. En fin, no hay comparación posible. Pues da mucho que pensar que ante la realidad de la vida de los dos, el mundo se incline ante el primero como si fuera un dios, y haga caso omiso del segundo. Uno se llamaba Michael Jackson, el otro Vicente Ferrer.
Da mucho que pensar que tanta gente que está haciendo verdaderamente cosas por los demás no tengan más que pequeñas referencias de vez en cuando, y todos estos personajes que no hacen nada por nadie, más que para sí mismos, ocupen tanto espacio en los distintos medios de comunicación. Seré muy radical, pero ojalá hubiera muchas más personas como Vicente Ferrer en el mundo. Nos iría mucho mejor a todos.

miércoles, 24 de junio de 2009

Prueba superada

¡Ya está! Tenía mucho miedo pero al final he salido muy airosa de la prueba. No ha sido tan horrible como esperaba y hasta he sentido paz. Por supuesto que soy consciente de lo rezada que estaba y de como me ha mimado el Señor. Ahora me toca esperar el resultado. Por eso tenéis que seguir apoyándome con vuestra oración. La verdad es que me daba más miedo la biopsia que el resultado de la misma. Una que es así de rarita. No sabré nada hasta dentro de unos 8 días. Os seguiré informando.

martes, 16 de junio de 2009

Garabatos

Me encanta esa palabra: garabato. Ese trazo absurdo y sin orden que hace un niño, o un adulto inconscientemente, sobre todo cuando habla por teléfono. Pues esto es un poco eso, una serie de trazos sin orden y concierto, un trocito de vivencias o de pensamientos. Lo que es la vida, al fin y al cabo, un garabato, mejor o peor trazado por cada uno de nosotros. Y así me siento, metida en mi garabato, preocupándome por pequeñas y grandes cosas y a veces enfadándome, e incluso llorando. Será el final de curso, será el verano que me trae recuerdos de otros veranos, será....¿qué será, será? Pero la verdad es que estoy bastante ciclotímica. Subo y bajo como en una montaña rusa y no puedo decir que esté mal, pero tampoco del todo bien.
Están siendo días difíciles. Días en los que una acusa la soledad. Sobre todo cuando se trata de cosas médicas, de papeleos, de talleres, etc... Ahí echo de menos esa persona que te acompaña, te resuelve, te quita pesos. En fin, ayer no pasé la ITV por una cosa de los frenos, y eso me hizo sentirme mal. Esta mañana fui a la Renault (¡a las 8!) y he dejado mi coche para que le cambien los discos y demás cosillas. Como no puedo estar sin coche lo he resuelto con uno de sustitución, que dicen. De pronto, me he dado cuenta de algo y le he dado gracias a Dios por todo esto. Tengo coche, puedo llevarlo a un taller, puedo alquilarme otro, puedo, puedo, puedo.... ¿Qué es un rollo? ¡Por supuesto! Pero, ¡bendito rollo! ¿Qué sería de nosotros sin estos rollos?
Y dando gracias y rumiando todo esto me ha venido a la memoria Romanos 8: "Ante esto ¿qué diremos?... Si Dios está con nosotros, ¿quién contra nosotros?" Y luego toda esa proclamación del "Nada nos separará del amor de Dios, manifestado en Cristo Jesús, Señor Nuestro". El otro día Pilar del Barrio en la 5ª semana del Seminario en Maranatha, nos hablaba de ello de forma magistral. Y entonces te das cuenta y se realiza en ti esa certeza de la cercanía especial de Dios con cada uno de nosotros. Y aunque el horizonte siga oscuro y la vida solitaria, te embarga un no sé qué especial al darte cuenta de cuánto te quiere el Señor. Si tenéis ocasión no dejéis de escuchar esa charla. La podéis encontrar en la página del Grupo Maranatha (en este blog). Es magnífica.
En fin, espero dejar que el Señor me lleve la mano mientras sigo trazando el garabato de mi vida.

martes, 2 de junio de 2009

Esperar

Pues eso es lo que me toca, esperar. Ayer no me hicieron la biopsia programada. Me hicieron una ecografía y me van a hacer otro tipo de biopsia: asistida por vacío guiada por estereotaxia. Parece ser que el nódulo está muy dentro y no se puede pinchar así como así. En fin, un rollo. Me ha dado un poco de bajón, porque ayer esperaba ya acabar con esta fase y ¡hasta el día 23! no me hacen la otra biopsia. Ayer estaba como muy concienciada y preparada para que me pincharan, pero al no hacerlo me he venido un poco abajo. Me han asaltado todos los miedos y estoy bastante nerviosa. Una que es así de pobre. No tengo miedo a los resultados, todo llegará en su momento, lo que me da miedo son las pruebas en sí. Toda la parafernalia médica me horroriza. Por otra parte, quiero seguir confiando en el Señor y en que Él me va ayudar a pasar todo esto. A veces, he de confesar, es muy difícil. Como todavía me quedan 3 semanas he decidido concentrarme de lleno en mi trabajo y no pensar demasiado en todo esto. Cuando llegue el momento ya veremos lo que pasa. Hoy he hablado con la psicóloga del colegio y me ha ayudado mucho la verdad. Esto de las fobias y los miedos irracionales es todo un universo. Para los que no lo tienen a lo mejor es difícil de entender, pero es una realidad que está allí y no se puede negar. No eres capaz de dominarlo, es irracional. Ya se sabe "el miedo es libre". Tendré que ponerme manos a la obra y confiarle todo esto al Señor, como siempre Él sabrá mejor que nadie como ayudarme.

viernes, 29 de mayo de 2009

Reflexiones de fin de mes

¡Qué rápido pasa el tiempo! Ya estamos casi en verano. Por la temperatura que hace cualquiera diría que ya lo es, pero según el calendario, todavía nos quedan tres semanas de primavera. Parezco una vieja hablando del tiempo (meteorológico y cronológico), pero es que parece que fue ayer cuando empezaba el curso, y ya se está acabando. Así andan mis niños de revueltos. Creo que ya están deseando que les den vacaciones, y no digamos los profes. ¡Bendito verano!
Siempre me han encantado los calendarios. Cuando era más joven me los hacía yo. En las últimas páginas de todos mis cuadernos empezaba a hacer cuadrículas con los meses del curso, y como un preso iba tachando los días. Debe indicar algo, desde un punto de vista psicológico, esta manía por "atrapar" el tiempo; esta especie de necesidad de precisar tiempos y espacios con absoluto rigor. Soy famosa por mi precisión a la hora de indicar el momento exacto en que sucedió algo. No lo hago por parecer más lista, ni más redicha, me sale espontáneo. Unido a mi memoria, me hace ser un poco como un ordenador ambulante. Uno de los momentos cumbres de mi vida calendárica, fue cuando descubrí ese calendario que tienen los vídeos y que te dicen fechas desde el año 1950 hasta el 2050 (por ejemplo). Eso de poder buscar el día en que naciste y ver si fue martes o miércoles, o lo que sea, me encantó. Aunque ya lo sabía, pude confirmar que yo nací en martes. Para los que no disfrutáis con esto del calendario y el cómputo del tiempo, no podéis llegar a entender lo que es. En fin, cada loco con su tema. Hay otros que disfrutan con el fútbol y se saben alineaciones completas de su equipo desde el año catapúm.
Ha sido un buen mes, en general. Empezó con el viaje al Románico palentino. Luego fue la Primera Comunión de mis niños. En Maranatha hemos empezado un Seminario de Vida en el Espíritu y está siendo de mucha bendición para todos. Mañana celebraremos la Vigilia de Pentecostés y la Efusión. Desde hace algunas semanas estoy yendo también los Viernes al grupo de Santa María del Buen Humor. Aprovecho para comer con mis padres que viven al lado, y luego me acerco al grupo. Es un grupo pequeño y muy familiar. El otro día mis padres se animaron y vinieron a la Eucaristía. Me encantó poder compartirlo con ellos. Les gustó mucho y espero que se animen otra vez. Fue algo especial para mí. Ellos nunca habían estado conmigo en ningún grupo y verles allí tan a gusto y con el cancionero siguiendo todas las canciones, fue, como ya he dicho, muy especial. Mi madre luego me decía, ¡cómo os queréis! ¡Qué gente tan simpática! A veces es difícil con los más cercanos hacerles compartir nuestras experiencias de fe, pero el otro día fue algo que simplemente sucedió, sin programarlo, sin prepararlo, y por eso creo que fue totalmente del Señor, que al fin y al cabo es el que mejor hace las cosas.
El día 25 cumplí 3 meses sin fumar. Estoy encantada. He empezado a ir a nadar y procuro andar todos los días 1 hora. No me he vuelto una obsesa de la salud, pero mi médico me ha ayudado a darme cuenta de lo importante que es sentirse bien. Con todo esto de dejar de fumar me empezaron a hacer análisis y cositas y descubrieron lo del pecho. El lunes 1 de junio voy al hospital para lo de la biopsia. Me da un poco de cosilla eso de las agujas, pero no queda más remedio. Gracias por tantos ánimos que estoy recibiendo.
Mañana celebraré Pentecostés con mi gente. Espero que el Espíritu Santo nos pille desprevenidos y nos ponga patas arriba la casa. Necesito tanto desmontarme esas "casitas" que me he construido, donde me siento tan cómoda. Por eso me está encantando este Seminario en Maranatha, porque nos está desmontando un montón de cosas. Nos lo está dando Pilar del Barrio, religiosa dominica, y muy buena gente. Para empezar no está siguiendo la estructura de otros seminarios. Cada semana nos sorprende con algo completamente distinto de lo que podíamos pensar que ya sabíamos. Podéis escuchar las charlas en la página web de Maranatha,, pinchando en la lista No te pierdas donde dice Grupo Maranatha.
Os deseo a todos un Pentecostés fulgurante, lleno de fuego del Señor. Que el Espíritu Santo entre hasta el fondo de vuestro ser y arrase con todo.

jueves, 21 de mayo de 2009

Todo lo puedo en el Señor

Ando yo algo vaga con esto de escribir. Ya hace dos semanas desde mi última entrada y han pasado un montón de cosas en este tiempo. Antes que nada, hoy, 21 de mayo, hace 43 años que hice mi Primera Comunión. No puedo dejar de recordarlo. Mis niños han hecho este año su Primera Comunión, el día 9 de mayo. Mis niños del cole, claro. Estaban todos guapísimos y muy nerviosos. O sea, que ese día estuve de comunión. Espero que ellos dentro de 43 años sigan siendo buenos amigos de Jesús.
Me han estado haciendo pruebas y parece que tengo algo en un pecho. Después de mamografía, ecografía, resonancia, etc.., me van a hacer una biopsia. Mi prima, que es mi ginecóloga, me ha dicho que esté tranquila porque prefieren agotar todas las pruebas, pero no parece que vaya a ser algo malo. Yo la verdad es que estoy tranquila y confío en los médicos y sobre todo en el Señor. La verdad es que lo de las pruebas es un rollo y te tienen un poco en vilo hasta que te dan los resultados y esas cosillas. Por eso os pido que os acordéis de mí en vuestras oraciones, aunque sea sólo un poquito.
En momentos así uno se pone a pensar en tanta gente que está enferma y sufriendo, y te das cuenta de la fragilidad de nuestra existencia. Fragilidad y al mismo tiempo fortaleza. Sobre todo cuando se confía en el Señor. De eso tengo dos ejemplos cercanos y que me son muy queridos: Fidel e Irene. Desde aquí os digo, si es que léeis esto, que sois un buen espejo en el que mirarse. Vuestra confianza, vuestra entrega, vuestra alegría, vuestra paz, vuestras ganas de vivir, etc.. ojalá sean contagiosas. Algunos les conocéis, otros no, pero os puedo asegurar a todos que realmente los dos te demuestran que todo lo pueden en el Señor.

jueves, 7 de mayo de 2009

Viajando en mayo


El mes de mayo no ha podido empezar mejor. Estuve con los Travellers en Palencia, visitando el Románico palentino. ¡Qué pasada! La foto que acompaña es de la Iglesia de Santa Cecilia en Villaespinoso de Aguilar, de finales del siglo XII. Es una auténtica bombonera. Ha sido un viaje precioso no sólo por la parte artística, sino también por la parte humana. Hemos ido 24 en amor y compañía, guiados por Conchi y José Antonio, dos auténticos apasionados de la zona y sus obras de arte. De las cosas que más me han impresionado puedo destacar la celebración de la Eucaristía en Olleros de Pisuerga en una ermita rupestre, es decir excavada en una cueva, la ermita de Santos Justo y Pastor. Te sentías como los primeros cristianos en las catacumbas. Todavía nos han quedado muchas cosas por ver, pero siempre he pensado que hay que dejarse algo para tener la excusa de volver a los sitios. No conocía la zona y me ha encantado. Si alguien se decide a ir que lleve ropa de abrigo, de noche hace mucho frío incluso en verano. Esto de viajar con los Travellers, está siendo cada vez mejor. Cada viaje supera el anterior. Si es bonito viajar, si encima lo haces con gente con la que compartes amistad, fe y alegría, no puedes pedir más. El año pasado fue La Rioja, este año el Románico Palentino, a ver qué nos espera el año que viene, seguro que algo bueno. Me gusta esto de viajar en mayo.

martes, 21 de abril de 2009

Cuaderno de bitácora

Según el Diccionario de la RAE un cuaderno de bitácora es un "libro en que se apunta el rumbo, velocidad, maniobras y demás accidentes de la navegación". Pues eso, bienvenidos a mi cuaderno de bitácora. Me gusta más que la palabra blog, que al fin y al cabo es un neologismo completamente ajeno a nuestro idioma español. Me parece preciosa la palabra bitácora. En la bitácora del barco se coloca la brújula para indicar el rumbo y como ya he dicho en el cuaderno se apuntan todas las incidencias de la navegación. Eso hago yo aquí de cuando en cuando, apuntar las incidencias de la navegación de mi vida. Cuando creé el cuaderno y empecé a escribir, lo hice más bien como terapia. Era un momento difícil y me servía de desahogo. Poco a poco se hizo costumbre. Siempre me ha gustado escribir, me encanta hablar y comunicarme, y éste es un medio excelente para poder compartir con muchos a la vez.
Al grano, en la última entrada estaba algo "triste", por no decir muy "enfadada". Gracias a Dios todo se va posando, y uno recupera la normalidad. Pero, debo confesar que tengo un sabor todavía algo amargo. Pero bueno, nada mejor que relativizar las cosas y mirar a nuestro alrededor. Os aseguro que basta un Telediario, para preguntarse "¿De qué narices me quejo?" El lunes estuve en la residencia con mis "niños mayores" y otra vez te preguntas "¿De qué me quejo?" Claro que podemos tener muchos motivos para estar tristes, enfadados, o lo que sea, pero no podemos quedarnos en eso porque sino nos perdemos muchas cosas que merecen la pena. Una de las cosas que más te sacan de ti mismo es hacer algo por otros. Siempre hay alguien que necesita de nuestro cariño, de nuestra sonrisa, de nuestro tiempo, de un poquito de nosotros. Y a la vez que damos recibimos. Así funciona.

domingo, 19 de abril de 2009

¿Mi sinrazón? ¿Mi razón?

Voy a empezar con palabras de San Pablo. Nadie como él para expresar mi estado de ánimo algunas veces: "Sabemos en efecto, que la ley es espiritual, mas yo soy de carne, vendido al poder del pecado. Realmente, mi proceder no lo comprendo; pues no hago lo que quiero, sino que hago lo que aborrezco. Y, si hago lo que no quiero, estoy de acuerdo con la Ley en que es buena; en realidad, ya no soy yo quien obra, sino el pecado que habita en mí. Pues bien sé yo que nada bueno habita en mí, es decir, en mi carne; en efecto, querer el bien lo tengo a mi alcance, mas no el realizarlo, puesto que no hago el bien que quiero, sino que obro el mal que no quiero, no soy yo quien lo obra, sino el pecado que habita en mí." (Romanos 7,14-20). Y podríamos seguir hasta el final del capítulo, incidiendo en que nuestro hombre interior quiere vivir según Dios, pero nuestro hombre exterior (de carne) hace lo contrario. Y en mi caso, me amparo en la razón. No en la razón del racicinio, sino en la sinrazón de mis razones. Tengo razón de estar enfadada porque me duele. Tengo razón de estar triste, porque me han herido. Tengo, ego, ego, ego, yo, yo, yo..... y así hasta el infinito. Y me bongo borde, y no quiero hablar con nadie y me voy sintiendo cada vez más sola. Y sin darme cuenta, le hago el juego al otro, "al del rabo", al que quiere apartarme de todo lo que me salva, me sana, me renueva y en definitiva me da vida. Sí, estoy dolida, me encuentro sola, triste y abandonada, pero me niego a ampararme en mi razón para darle la razón al enemigo. ¡NO! Me aferro fuerte a Ti, Señor, y te pido que me hagas levantar la mirada de mi ombligo. Te pido que no me dejes quedarme en la superficie de las cosas. Te pido templanza, mesura, mansedumbre, amabilidad, y sobre todo amor y alegría. Quita de mí toda dependencia, toda crítica, todo juicio, todo victimismo. Ayúdame, Señor, a darme cuenta y a aceptar mis fracasos, mis flaquezas y los fracasos y flaquezas de los demás. No permitas, Señor, que malgaste mi vida, mi tiempo en tratar de caer bien, de gustar, de agradar, de ..... ya sabes, Señor, todas esas cosas que nos hacen ser tan infelices. ¡Esto es lo que hay! Somos como somos, y sólo Tú eres perfecto. Sólo Tú, eres infalible. Pues eso, Señor, contigo y siempre "palante".

sábado, 18 de abril de 2009


No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

DIVINA MISERICORDIA

DOMINGO DE LA MISERICORDIA DIVINA
Homilía de S.S. Juan Pablo II
Domingo 22 de abril de 2001

1. "No temas: yo soy el primero y el último, yo soy el que vive. Estaba muerto, y ya ves, vivo por los siglos de los siglos" (Ap 1, 17-18).
En la segunda lectura, tomada del libro del Apocalipsis, hemos escuchado estas consoladoras palabras, que nos invitan a dirigir la mirada a Cristo, para experimentar su tranquilizadora presencia. En cualquier situación en que nos encontremos, aunque sea la más compleja y dramática, el Resucitado nos repite a cada uno: "No temas"; morí en la cruz, pero ahora "vivo por los siglos de los siglos"; "yo soy el primero y el último, yo soy el que vive".
"El primero", es decir, la fuente de todo ser y la primicia de la nueva creación; "el último", el término definitivo de la historia; "el que vive", el manantial inagotable de la vida que ha derrotado la muerte para siempre. En el Mesías crucificado y resucitado reconocemos los rasgos del Cordero inmolado en el Gólgota, que implora el perdón para sus verdugos y abre a los pecadores arrepentidos las puertas del cielo; vislumbramos el rostro del Rey inmortal, que tiene ya "las llaves de la muerte y del infierno" (Ap 1, 18).
2. "Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia" (Sal 117, 1). Hagamos nuestra la exclamación del salmista, que hemos cantado en el Salmo responsorial: la misericordia del Señor es eterna. Para comprender a fondo la verdad de estas palabras, dejemos que la liturgia nos guíe al corazón del acontecimiento salvífico, que une la muerte y la resurrección de Cristo a nuestra existencia y a la historia del mundo. Este prodigio de misericordia ha cambiado radicalmente el destino de la humanidad. Es un prodigio en el que se manifiesta plenamente el amor del Padre, el cual, con vistas a nuestra redención, no se arredra ni siquiera ante el sacrificio de su Hijo unigénito.
Tanto los creyentes como los no creyentes pueden admirar en el Cristo humillado y sufriente una solidaridad sorprendente, que lo une a nuestra condición humana más allá de cualquier medida imaginable. La cruz, incluso después de la resurrección del Hijo de Dios, "habla y no cesa nunca de decirque Dios-Padre es absolutamente fiel a su eterno amor por el hombre. (...) Creer en ese amor significa creer en la misericordia" (Dives in misericordia, 7).
Queremos dar gracias al Señor por su amor, que es más fuerte que la muerte y que el pecado. Ese amor se revela y se realiza como misericordia en nuestra existencia diaria, e impulsa a todo hombre a tener, a su vez, "misericordia" hacia el Crucificado. ¿No es precisamente amar a Dios y amar al próximo, e incluso a los "enemigos", siguiendo el ejemplo de Jesús, el programa de vida de todo bautizado y de la Iglesia entera?
3. Con estos sentimientos, celebramos el II domingo de Pascua, que desde el año pasado, el año del gran jubileo, se llama también domingo de la Misericordia divina. Para mí es una gran alegría poder unirme a todos vosotros, queridos peregrinos y devotos, que habéis venido de diferentes naciones para conmemorar, a un año de distancia, la canonización de sor Faustina Kowalska, testigo y mensajera del amor misericordioso del Señor. La elevación al honor de los altares de esta humilde religiosa, hija de mi tierra, representa un don no sólo para Polonia, sino también para toda la humanidad. En efecto, el mensaje que anunció constituye la respuesta adecuada y decisiva que Dios quiso dar a los interrogantes y a las expectativas de los hombres de nuestro tiempo, marcado por enormes tragedias. Un día Jesús le dijo a sor Faustina: "La humanidad no encontrará paz hasta que se dirija con confianza a la misericordia divina" (Diario, p. 132). ¡La misericordia divina! Este es el don pascual que la Iglesia recibe de Cristo resucitado y que ofrece a la humanidad, en el alba del tercer milenio.
4. El evangelio, que acabamos de proclamar, nos ayuda a captar plenamente el sentido y el valor de este don. El evangelista san Juan nos hace compartir la emoción que experimentaron los Apóstoles durante el encuentro con Cristo, después de su resurrección. Nuestra atención se centra en el gesto del Maestro, que transmite a los discípulos temerosos y atónitos la misión de ser ministros de la misericordia divina. Les muestra sus manos y su costado con los signos de su pasión, y les comunica: "Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo" (Jn 20, 21). E inmediatamente después "exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: "Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados les quedan perdonados; a quienes se los retengáis les quedan retenidos"" (Jn 20, 22-23). Jesús les confía el don de "perdonar los pecados", un don que brota de las heridas de sus manos, de sus pies y sobre todo de su costado traspasado. Desde allí una ola de misericordia inunda toda la humanidad.
Revivamos este momento con gran intensidad espiritual. También a nosotros el Señor nos muestra hoy sus llagas gloriosas y su corazón, manantial inagotable de luz y verdad, de amor y perdón.
5. ¡El Corazón de Cristo! Su "Sagrado Corazón" ha dado todo a los hombres: la redención, la salvación y la santificación. De ese Corazón rebosante de ternura, santa Faustina Kowalska vio salir dos haces de luz que iluminaban el mundo. "Los dos rayos -como le dijo el mismo Jesús- representan la sangre y el agua" (Diario, p. 132). La sangre evoca el sacrificio del Gólgota y el misterio de la Eucaristía; el agua, según la rica simbología del evangelista San Juan, alude al bautismo y al don del Espíritu Santo (cf. Jn 3, 5; 4, 14).
A través del misterio de este Corazón herido, no cesa de difundirse también entre los hombres y las mujeres de nuestra época el flujo restaurador del amor misericordioso de Dios. Quien aspira a la felicidad auténtica y duradera, sólo en él puede encontrar su secreto.
6. "Jesús, en ti confío". Esta jaculatoria, que rezan numerosos devotos, expresa muy bien la actitud con la que también nosotros queremos abandonarnos con confianza en tus manos, oh Señor, nuestro único Salvador.
Tú ardes del deseo de ser amado, y el que sintoniza con los sentimientos de tu corazón aprende a ser constructor de la nueva civilización del amor. Un simple acto de abandono basta para romper las barreras de la oscuridad y la tristeza, de la duda y la desesperación. Los rayos de tu misericordia divina devuelven la esperanza, de modo especial, al que se siente oprimido por el peso del pecado.
María, Madre de misericordia, haz que mantengamos siempre viva esta confianza en tu Hijo, nuestro Redentor. Ayúdanos también tú, santa Faustina, que hoy recordamos con particular afecto. Fijando nuestra débil mirada en el rostro del Salvador divino, queremos repetir contigo: "Jesús, en ti confío". Hoy y siempre. Amén.

martes, 14 de abril de 2009

PASCUA


En Herencia, Vicente Borragán nos ha contado que la palabra Pascua significa, "paso" o "salto". Los judíos celebraban el paso del Mar Rojo, la salida de la esclavitud de Egipto a la libertad de la Tierra Prometida. Los que hemos estado hemos celebrado ese paso del Señor, ese salto de la resurrección, del triunfo sobre la muerte, de libertad y redención para todos nosotros. Han sido días muy intensos, cargados de muchas sensaciones, emociones y sobre todo de mucho compartir con los hermanos. Hemos estado gente de distintas zonas de España: Barcelona, San Sebastián, Castellón, Jaén, Madrid, Toledo, Ciudad Real, Valladolid. Creo que no me dejo a nadie. Tanta variedad da mucho juego, porque cada uno aporta su acento especial, su carisma regional (por así decirlo). Ya es el cuarto año que vamos a Herencia, y creo que para todos se está convirtiendo en una "rutina agradable". Las hermanas religiosas que nos acogen son encantadoras y ya nos tratan como si fuéramos de la familia. Eso hace que la estancia sea mejor todavía. La noche de la Vigilia, la explosión del Gloria fue tremenda. Era como sentir que la piedra del sepulcro se abría ante nuestros ojos. No podíamos parar de gritar y de cantar, de aplaudir, de celebrar. ¡Gloria, Aleluya, Gloria! Creo que todos volvemos con las pilas bien cargadas para enfrentarnos a nuestra vida cotidiana. A todos los que habéis estado muchísimas gracias por todo. ¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!

lunes, 6 de abril de 2009

Semana especial






Arranca con el Domingo de Ramos y culmina con el Domingo de Pascua. En pocos días pasamos de la alegría del recibimiento en Jerusalén, a la agonía de la muerte en la cruz, para finalizar con el gozo de la Resurrección. En medio, el Jueves Santo, con la institución de la Eucaristía y el lavatorio de pies. En el Viernes Santo adoraremos la Cruz y el mundo quedará en silencio por la muerte de Jesús. En silencio hasta que en la Vigilia Pascual, entre el sábado y el domingo, la tierra se estremecerá con el grito del Gloria y por fin, el Aleluya. Para cualquier creyente es una semana intensa, llena de símbolos, pero también llena de realidad. No se trata simplemente de rememorar un acontecimiento histórico, se trata de vivir la realidad aplastante del triunfo sobre la muerte. En fin, yo espero celebrarlo con parte de mi grupo en un pueblo que se llama Herencia, en la provincia de Ciudad Real (España), en plena Mancha, manchega. Llevamos ya cuatro años celebrando allí la Pascua, y es una gozada. Personalmente no concibo otro modo de vivir esta semana especial. No son unas vacaciones cualquiera. Creo que es un momento en el que nos debemos "apartar" del mundo, para dedicarle a Dios nuestro tiempo. No lo solemos hacer y éste es un buen momento para hacerlo. Sea donde sea, estemos donde estemos, intentemos dedicarle ese tiempo al Señor. No por quedar bien, no por ganar puntos, simplemente por pasar tiempo con Él. Hay una canción preciosa de Juan Luis Guerra que dice: "Tan sólo he venido a estar contigo, a ser tu amigo, a compartir con mi Dios, a adorarte y darte gracias, por lo que has hecho Señor, conmigo". Qué más puedo decir, pues eso a estar con Él con un corazón agradecido por todo lo que este buen amigo hace, ha hecho y hará por cada uno de nosotros. FELIZ PASCUA DEL SEÑOR, FELIZ PASO DEL SEÑOR a todos.

miércoles, 25 de marzo de 2009

Hoy


Hoy es un día especialmente hermoso. Hoy el Creador decide hacerse criatura. Hoy es el día del Sí de María. Es el día del Fiat. El día del Hágase. Hoy el Ángel se arrodilla ante una joven y le anuncia una maternidad que será salvación para todos nosotros. Hoy comienza a cumplirse la promesa de la Nueva Alianza. ¿No es motivo de alegría?

Hoy he ido a la Eucaristía en una capilla que tienen los Agustinos cerca de mi casa. Está en un Seminario que hay en Los Negrales, de nombre Tagaste. Es una capilla muy ungida, muy recogida. Hacía mucho tiempo que no iba, porque la Misa es a las 9:30 y normalmente estoy trabajando a esa hora. Ha sido un momento muy especial, porque el Señor me ha ido revelando cosas a mi corazón de lo especial de este día.
Hoy me viene a la mente especialmente Paco Arias, un dominico que vive en Palencia. Antes estaba en Maranatha, mi grupo, y tenía una devoción muy especial por este día, por este acontecimiento del anuncio del Ángel. A él le he oído, como a nadie, hablar con una delicadeza y una unción especiales sobre esto.
Hace años, escribí una especie de poema sobre el momento del encuentro entre el Ángel y María:
Yo te miré, y tus ojos resplandecientes fijaron en mí su mirada. Ojos limpios llenos de luz de Dios. Arrodillado ante ti vi pasar tu vida ante mis ojos, y te amé, complaciéndome en la delicadeza de tus manos extendidas ante mí. Esas manos que sostendrían la vida misma. Veneré la perfección de tus entrañas que alojarían la esperanza de los hombres. ¡Oh, tú, inmaculada entre todas las criaturas! ¡Oh, tú, llena de gracia! Déjame recrearme en la maravilla de tu divina maternidad.
Hoy, me vienen a la mente todas las criaturas que van a nacer. Todas las criaturas que no van a nacer. Hoy, me acuerdo de mi maternidad y le doy gracias al Señor por ello. Es un momento difícil y hoy más que nunca debemos luchar por la vida. La Iglesia nos da esta semana el mandato de rezar especialmente por la vida. Hagámoslo. Pidamos con todas nuestras fuerzas al Señor que pare esta locura, esta sinrazón, esta matanza de inocentes. Jesús fue hombre desde el primer momento de su concepción, no cuando nació, desde el primer momento. No lo olvidemos.

domingo, 15 de marzo de 2009

Ya parece primavera

¡Qué maravilla! Parece como los anuncios de El Corte Inglés, "ya es primavera". La verdad es que se agradece este tiempo estupendo, sobre todo después del invierno que hemos tenido. Llevaba tiempo sin escribir en el blog porque he tenido problemillas con la línea, con el ordenador y con la informática en general. Ahora ya parece que todo está solucionado. Eso espero. Nunca se sabe con estas cosas.
La última vez que escribí estaba un poco desanimada, sólo un poco. Llevo ya sin fumar ¡19 días! y me encuentro muchísimo mejor. Espero lograrlo esta vez y dejar atrás ese asqueroso hábito. Cuento con la ayuda y apoyo de muchísima gente y se nota. Gracias a todos por vuestro cariño y vuestras oraciones.
Llevo un inicio de año, desde el punto de vista espiritual, de lo más ajetreado. Desde el 1 de febrero he tenido retiro todos los fines de semana. Mis padres ya ni me preguntan que voy a hacer el fin de semana. Parece exagerado, pero ha coincidido así y la verdad es que es una gran bendición. La semana pasada tuvimos un Encuentro de los Ministerios de Música de toda España y fue un regalazo. Además de poder reunirnos a cantar y a alabar, que siempre es una gozada, está la oportunidad de ver a personas que no sueles ver y con las que te unen lazos de amistad y hermandad. Este fin de semana hemos tenido el Retiro de Cuaresma de Maranatha, y nos ha acompañado un fraile franciscano que es pura bendición, Manolo Tercero. No sé, me paro a pensar en cómo era mi vida antes de encontrarme con el Señor, y me doy cuenta de los grandes momentos de soledad y frustración que he vivido. Incluso rodeada de amigos y familia. Ahora en cambio, nunca me encuentro sola. Por eso no puedo dejar de dar gracias al Señor por todo ello. ¡Qué bueno es tener hermanos con quienes compartir la fe, las alegrías, las penas y la vida! ¡Qué suerte tenemos!

viernes, 27 de febrero de 2009

En lo bueno y en lo malo

Hace unos años me tocó llevar la oración en mi grupo de ídem. Como álgunos ya sabéis no es que haya que hacer mucho cuando llevas la oración, pero al principio siempre hay que decir algunas palabras de motivación a la alabanza. El Señor ese día puso en mi corazón lo siguiente: "La alabanza tiene que ser como la promesa que se hacen los cónyuges en su boda, en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, en la alegría y en la tristeza, etc... todos los días de mi vida hasta que la muerte.....nos una para siempre en una alabanza perpetua". Y es que creo que nuestra alianza con el Señor, nuestra "boda" con Él es así y que nuestra alabanza y acción de gracias no pueden detenerse por un momento de nubarrón.
Bueno, pues ahora yo estoy en un pequeño momento de nubarrón. Me duele el cuerpo y me duele también un poco el alma, pero el espíritu está en plena sintonía con el Señor. Y sé que todo esto va a pasar y que me esperan cosas muchos mejores de las que jamás soñé e imaginé. De lo bueno que va a pasarme es que como me he visto obligada definitivamente a abandonar el tabaco por una bronquitis crónica y otras dolencias pulmonares, mi vida social mejorará un mogollón. Oleré mejor, saborearé las comidas, no tendré que salir bajo la lluvia o cualquier otra inclemencia a fumar, en fin que podré estar tranquilamente con mis amigos sin necesidad de abandonar la reunión para echar un piti. De momento lo llevo bien, pero os pido oración para los momentos de bajón. Gracias Encarna por tus ánimos. Nada mejor que haberlo sufrido para solidarizarte. Del alma me duele que hoy se vende Cantachoenea, la casa que teníamos en Guéthary. Lugar de muchas vacaciones, de muchas emociones y de muchos recuerdos. Al final Fernando ha decidido venderla, con gran dolor de corazón, y reconozco que me cuesta pensar en ello. Pero, le doy muchas gracias al Señor por todo ello. Por haberme dado tantas cosas de las que disfrutar, por estar conmigo constantemente y porque sé que no hay nada ni nadie que pueda separarme del inmenso amor que me tiene.

miércoles, 11 de febrero de 2009

Tiempo de bendición

Por fin ha salido el sol. Hace un día precioso. Después de tanta nieve, lluvia, niebla, viento y demás fenómenos meteorológicos invernales es de mucho agradecer este día radiante. Me siento como los animalillos despertando después del crudo invierno. Hoy además es mi santo y eso lo hace todavía más especial. Ya estoy recibiendo mensajitos de felicitación que me hacen darme cuenta de la gente que me quiere, o por lo menos me aprecia lo suficiente para acordarse de mí. Y es que a veces se me olvida, despistada que anda una. Por eso creo que es un buen momento para acordarse de las muchas bendiciones y dejarse de negruras y tristezas. La vida tiene momentos agrios y momentos dulces; si nos quedáramos sólo con los agrios andaríamos siempre con muy mal sabor de boca y estaríamos permanentemente asqueados. Además seríamos muy desagradecidos con Aquel que sólo quiere nuestro bien y nos quiere felices SIEMPRE. Una de las bendiciones más grandes que estoy viviendo es el Seminario de Vida en el Espíritu que estamos teniendo en mi grupo, Maranatha. No os podéis hacer idea de las maravillas que está haciendo el Señor. Yo he estado sirviendo en diferentes Seminarios y he visto al Señor actuar de manera extraordinaria, pero como en éste nunca. Desde el primer día se ha manifestado con una fuerza y con un poderío espectaculares. Lo mejor de todo es que todo se está produciendo desde la pobreza más absoluta. Por eso creo que el Señor se está prodigando con tanta riqueza. Somos pocos, nunca sabemos quien va a venir, y el Señor no deja de sorprendernos. Los "nuevos" nos están catequizando a los "viejos". Su frescura, sus ganas de encontrarse con Jesús, su docilidad, su sed de Dios, tantas cosas. El fin de semana pasado tuvimos el Retiro de Efusión, y ha sido algo extraordinario. Y eso que desde el punto de vista humano todo estaba en contra: gripes, accidentes, nieve, ausencias, etc.. Parecía imposible que pudiéramos sacarlo adelante. Pero, como siempre, el Señor nos ha demostrado que la obra y la gloria son suyas, y que nosotros lo único que tenemos que hacer es dejarnos en sus manos. ¡Qué gran lección nos ha dado el Señor! En el momento de la Efusión su presencia era tan grande, con tanta fuerza, que una hermana de las nuevas cayó en descanso en el Espíritu y luego nos contaba su experiencia. Ella estaba al fondo, sola, mientras orábamos unos por otros. Se había situado allí porque se sentía indigna de estar cerca de nosotros. Y el Señor la cogió en brazos, la hizo descansar y, como contaba ella, se sintió sanada de esas dudas y se sintió hija querida llena de la dignidad que sólo Dios sabe darnos. Ni ella misma podría creerse lo que allí había sucedido. ¡Pura maravilla! No podemos dejar de dar gracias a Dios por todo lo que hace por nosotros. Después de un fin de semana así, sientes como si te hubieran recargado las pilas, la batería, y que el motor de tu vida se lanza hacia delante con una energía nueva, con una fuerza sin límites. Estoy segura de que los frutos de este Seminario serán de una bendición muy especial para Maranatha, porque el Señor ha comenzado una obra nueva y veremos su gloria entre nosotros como nunca pudimos pensar o esperar. ¡Gloria a Dios!

martes, 3 de febrero de 2009

Volan

Hace años que funciona esta asociación, impulsada por Rosa Puerta. Son Voluntarios Animadores y "trabajan" fundamentalmente en residencias, asilos, etc.. Rosa me invitó hace tiempo a unirme a ellos, y ayer fui por primera vez. La verdad es que no sabía muy bien en qué consistía lo que hacían pero como me encantan las sorpresas me dejé sorprender. Y, valga la redundancia, me sorprendí verdaderamente. Ver a Rosa con una falda de faralaes, bailando y cantando, es algo que no me esperaba en absoluto. Los que me conocéis sabéis que si de algo carezco, creo que totalmente, es de sentido del ridículo, y que allí donde haya bulla me apunto la primera. Pero, Rosa no es así, o al menos eso creía yo. Con todo mimo prepara las canciones, nos da faldas para todas las "Volan" y cintas de colores a los ancianos, que entusiasmados las mueven al son de la música. Todo comienza con un rato de oración, comentario del Evangelio y luego fiestuqui. Me lo pasé como los indios. Me emocionaba ver a las señoras cantando copla y canciones de esas del año de Maricastaña, completamente entusiasmadas. Parece algo tonto, contado así, pero si viérais la vida que se les da durante esa hora. Están muy solitos en esas residencias, y algunos apenas se pueden mover. Yo veía cómo disfrutaban, cómo se emocionaban, se reían. A lo mejor no lo hacen en toda la semana. Llegué a casa pensando que qué poco cuesta hacer feliz a alguien. A mí sólo me costó una hora de vida. Y os aseguro que en esa hora también recibí un montón. Rosa, me has atrapado. Gracias por hacerlo. Si alguien está interesado que se anime, no saldrá defraudado y ayudará mucho haciendo muy poco.

lunes, 26 de enero de 2009

¡Viva Sonseca!

Y allá que nos fuimos los "Travellers" el pasado día 24. Encarna y Javier llevaban tiempo haciendo negociaciones con Balbi para nuestra visita. Los "Travellers" somos una comunidad nada virtual que navegamos por el mapa allá donde haya algo que ver o que hacer. En Sonseca hay un grupo de la Renovación, Magnificat, formado por gente maravillosa. Nos han recibido y agasajado como si fuéramos de la realeza. No hay palabras para expresar y agradecer tanta generosidad. Quedamos a las 11 y comenzamos nuestra visita en la Ermita de Ntra. Sra. de los Remedios, patrona de Sonseca. De allí fuimos a la Parroquia donde se reúne el grupo. El retablo es impresionante, y espero que algún día puedan restaurarlo para que luzca en todo su esplendor. Con la impagable guía de Margarita visitamos las ruinas de San Pedro, monasterio visigodo. El viento y la sensación de frío eran increíbles, pero el día era tan radiante (cielo azul y sol de invierno), que merecía la pena el sacrificio. En Arisgotas, pedanía de Orgaz, visitamos el Museo Visigodo. De allí ya fuimos al aperitivo y nos encaminamos de vuelta a Sonseca a degustar la paellita de Germán. (Para los que leáis esto y no lo sepáis, Sonseca es un pueblo de la provincia de Toledo, famoso por sus dulces). La paella estaba buenísima y antes nos tomamos un estupendo aperitivo. La verdad es que de principio al fin del día nos colmaron de todo tipo de atenciones y buenos alimentos. Por la tarde estuvimos compartiendo testimonios, canciones y alegría. Acabamos con una Eucaristía, presidida por nuestro querido Vicente Borragán. Algunos nos quedamos a cenar y compartir un poco más. Un día verdaderamente redondo. A veces pensamos que necesitamos gastarnos un montón de dinero y tener muchas cosas para pasárnoslo bien, pero os puedo asegurar que el día en Sonseca me ha demostrado que lo único que hay que tener es una buena disposicion para disfrutar, y buena gente con la que poder compartirlo.

martes, 20 de enero de 2009

Semana de oración por la unidad

Tradicionalmente, la Semana de oración por la unidad de los cristianos se celebra del 18 al 25 de enero. Estas fechas fueron propuestas en 1908 por Paul Watson para cubrir el periodo entre la fiesta de san Pedro y la de san Pablo. Son unos días de súplica a la Santísima Trinidad pidiendo el pleno cumplimiento de las palabras del Señor en la Última Cena: “Padre Santo, guarda en tu nombre a aquellos que me has dado, para que sean uno como nosotros” (Juan 17,11). La oración de Cristo alcanza también a quienes nunca se han contado entre sus seguidores. Dice Jesús: "Tengo otras ovejas que no son de este redil, a ésas también es necesario que las traiga, y oirán mi voz y formarán un solo rebaño con un solo pastor" (Juan 10, 16). (Fuente: catholic.net)

Mensaje de la Comisión Episcopal Española para el ecumenismo
MADRID, sábado, 11 de enero de 2009 (ZENIT.org).-


Estarán unidas en tu mano
1. Estas palabras proféticas de Ezequiel dirigidas al pueblo elegido son una alegoría de la unidad de la Iglesia, aunque el profeta las aplicó a la necesaria unidad de Israel rota por los pecados de los dirigentes y del pueblo. Habla el profeta de dos leños a modo de trozos de una vara de mando rota, que el Señor le ordena al profeta unir en su propia mano como signo para la casa de Israel (Ez 37,15-28). Son aplicables a la Iglesia dividida porque, al igual que el pueblo de la antigua Alianza, dividido en contiendas contrarias a la voluntad de Dios, también las divisiones de las Iglesias cristianas son contrarias a la voluntad de Cristo, que quiso una sola y única Iglesia visible: "Como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, que también ellos estén en nosotros. De este modo el mundo creerá que tú me has enviado" (Jn 17,21).
2. Estas palabras de Jesús en el gran discurso del adiós en la noche de la Cena, que nos ha transmitido san Juan, suenan cada año como un aldabonazo en el corazón de todos los cristianos, para que su empeño por la unidad visible de la Iglesia no cese, porque no son ellos los que lo sostienen sino la voluntad de Cristo, cuyo cumplimiento suplican en la oración. El Vaticano II recordaba a todos los cristianos que "en esta una y única Iglesia de Dios aparecieron ya desde los primeros tiempos algunas escisiones", y que esto sucedió "no sin culpa de los hombres por ambas partes"; es decir, tanto por parte de los miembros de la Iglesia Católica como por parte de los cristianos agrupados en las otras Iglesias y Comunidades eclesiales (Decreto Unitatis redintegratio sobre el ecumenismo, n. 3). Sin embargo, la unidad es una de las cuatro características notas de la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica; y por tanto, no puede desaparecer de la Iglesia fundada por Cristo, ya que si así fuera la Iglesia habría dejado de existir. La unidad pertenece a la "una santa Iglesia de Cristo", y nosotros creemos, con las palabras del Vaticano II, que "subsiste en la Iglesia católica" (Constitución dogmática Lumen gentium sobre la Iglesia, n. 8). Al mismo tiempo que afirma esta verdad de fe para todos los católicos, el Concilio dice también que "los que creen en Cristo y han recibido ritualmente el bautismo están en una cierta comunión, aunque no perfecta, con la Iglesia católica" (Unitatis redintegratio, n. 3).
Recientemente, el Magisterio de la Iglesia ha recordado esta doctrina católica, para que no se banalice la situación objetiva de la división entre los cristianos y no cejemos en el empeño por la reconstrucción de la unidad visible de la Iglesia. Se trata de hacer visible ante el mundo la unidad real de la Iglesia de Cristo que subsiste en la Iglesia católica, pero que también se halla presente en grados y elementos diversos en las Iglesias y Comunidades eclesiales que, por esta razón, mantienen una cierta unidad incluso visible, aunque no plena y perfecta conforme a la mente y a la voluntad de Cristo.
3. Todos han de tomar en consideración esta unidad ya existente entre todos los discípulos de Cristo. Tenemos un bautismo común, que hemos de esforzarnos todos por reconocer en su verdad y efectos de salvación. Hemos sido bautizados en el nombre de la Santa Trinidad de Dios y configurados con la muerte y resurrección de Cristo, somos verdaderamente hijos de Dios y miembros de la Iglesia una. Con algunas Iglesias, como es el caso de las antiguas Iglesias orientales y las Iglesias ortodoxas, compartimos la sucesión apostólica en el Episcopado y la misma fe en los sacramentos. Por esta razón, recientemente los Obispos españoles, conscientes de las necesidades espirituales de tantos hermanos nuestros provenientes de las Iglesias orientales, se han propuesto aplicar las orientaciones del Vaticano II, según las cuales "la práctica pastoral demuestra, en lo que se refiere a los hermanos orientales, que se pueden y se deben considerar diversas circunstancias personales en las que ni sufre daño la unidad de la Iglesia, ni hay peligros que se deban evitar, y apremia la necesidad de salvación y el bien espiritual de las almas. Por eso la Iglesia católica, según las circunstancias de tiempos, lugares y personas, usó y usa con frecuencia un modo de actuar más suave, ofreciendo a todos medios de salvación y testimonio de caridad entre los cristianos, mediante la participación en los sacramentos y en otras funciones y cosas sagradas" (Decreto Orientalium Ecclesiarum sobre las Iglesias católicas orientales, n. 26).
4. No hace todavía mucho, los Obispos españoles aprobaron unas orientaciones sobre los «Servicios pastorales a orientales no católicos» (2006), con ánimo de prestar la ayuda que les es posible a la cura pastoral de los fieles de estas Iglesias, sin ánimo alguno de proselitismo y fundándose en la ausencia de suficientes pastores propios y comunidades estables en las que estos fieles puedan integrarse. Al hacerlo han tenido también en cuenta cuanto dice la encíclica Ut unum sint, del Papa Juan Pablo II, de feliz y santa memoria, que se expresaba en ella invitando a proseguir por el camino abierto por el Vaticano II, y teniendo presentes las normas establecidas por el derecho de la Iglesia y las orientaciones del Directorio ecuménico. Así, al tiempo que invitaba a avanzar por el camino del diálogo teológico y de la caridad con estas "Iglesias hermanas", el Papa pedía en la encíclica llevar a cabo estos servicios instruyendo bien a los fieles sobre su alcance y significado, "para que éstos conozcan con claridad las razones precisas tanto de esta participación en el culto litúrgico como de las distintas disciplinas existentes al respecto" (Ut unum sint, n. 58).
Juntamente con estas orientaciones, los obispos en sus diócesis han tomado providencias distintas para que los hermanos orientales no católicos puedan celebrar la Divina Liturgia compartiendo algunos templos expresamente puestos para este delicado cometido, o bien, según sus posibilidades, cediendo algunos locales para el ejercicio del culto y de la acción pastoral, siempre a tenor de las vigentes normativas diversas de las Iglesias hermanas y de la Iglesia Católica. En cualquier caso, se ha de proceder con conciencia clara de la propia fe y del propio rito en que se expresa, evitando siempre la caída en el confusionismo, contrario a los principios y a la práctica del ecumenismo. Ni el voluntarismo por sí solo produce unidad, ni tampoco el proselitismo es camino para lograrla. El proselitismo y la pretensión de eliminar las diferencias de fe y culto, como si se tratara de cosas sin importancia, son actitudes contrarias al verdadero ecumenismo. La práctica de un ecumenismo acorde con su propia naturaleza respeta tanto el carácter eclesial de la fe como la conciencia de los cristianos particulares.
5. También las relaciones con las Iglesias de la Reforma han avanzado notablemente y es necesario que los católicos tomen conciencia de los pasos dados. Recientemente ha sido presentada en Madrid la nueva «Biblia Traducción Interconfesional» [BTI], que es resultado de más de treinta años de trabajo conjunto de protestantes y católicos para conseguir un mismo texto en español de la Sagrada Escritura. Años atrás fue posible contar con una traducción ecuménica del Nuevo Testamento; hoy la Biblia Interconfesional es un motivo de gozo y comunión entre las Iglesias protestantes y la Iglesia Católica en España. Después del reciente Sínodo sobre la Palabra de Dios, el lanzamiento de esta nueva versión de la Biblia supone un impulso esperanzador para que la Palabra de Dios tenga el lugar que le corresponde en la vida personal y familiar. En el diálogo entre hermanos de las distintas confesiones, cristianos católicos y evangélicos podrán servirse de un texto común en las reuniones de estudio conjunto de la Palabra de Dios y en los foros de oración ecuménica. Todos debemos alegrarnos de ello y agradecer a los especialistas en las ciencias bíblicas, de la Iglesia católica y de las Iglesias y Comunidades eclesiales hermanas no católicas, a las editoriales católicas y a Sociedad Bíblica Española el esfuerzo que han realizado durante años para lograr esta traducción interconfesional, que viene a sumarse a las ya existentes en las grandes lenguas de uso común y en muchas otras.
6. Hemos mencionado en anteriores mensajes los importantes pasos que todos hemos dado hacia la unidad visible, pero nos queda un largo camino hacia la meta; por eso no podemos cejar en el empeño de la oración, cometido indeclinable de todos, tanto de los cristianos particulares que, movidos por el Espíritu Santo y unidos a Cristo, piden al Padre la unidad de la Iglesia, como de las parroquias y comunidades. El Octavario ha de estimular nuestro anhelo de unidad. Que los encuentros que se promuevan con cristianos de otras Iglesias y las asambleas de oración que se organicen no pierdan de vista que la unidad es un don de Dios y que sólo llegará como don, que es preciso suplicar con inmensa confianza en Cristo, que oró para que no le falte a la Iglesia la unidad.
__________

Y digo yo que sería bueno que nos parásemos un momento y pensáramos en serio sobre esto de la unidad entre los cristianos. Me encanta esa imagen de ser "constructores de puentes" y no "constructores de barreras". Siempre he pensado que a Dios le encantaría vernos a todos juntos con las manos elevadas y dirigiéndonos a Él como un solo pueblo. El mismo Jesús en su oración al Padre lo dice: "para que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. Yo les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno como nosotros somos uno: yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectamente uno, y el mundo conozca que tú me has enviado y que los has amado a ellos como me has amado a mí" (Jn 17, 21-23). Amén, Amén, Amén.

martes, 13 de enero de 2009

Verdad verdadera

Estos días por Barcelona se pasean unos autobuses con publicidad atea. El mensaje es: "Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta la vida". Fijaos bien, empiezan ya con un "probablemente", cosa que ya indica duda o por así decirlo cierta relatividad. No se atreven a ser más contundentes diciendo simplemente "Dios no existe". Eso da que pensar, ¿o no? ¿Acaso tendrán miedo a ser más absolutos en su afirmación? Y si es así ¿por qué? Puede que en este mundo relativista una verdad tan absoluta como la existencia de Dios, cree cierto desasosiego a algunos. Yo lo tengo muy claro y por eso les contesto con mi propia publicidad: "DIOS EXISTE. POR ESO NO ME PREOCUPO Y DISFRUTO LA VIDA". ¡Toma ya! Esa es la verdad verdadera (como dicen mis niños). Y gracias a la existencia de Dios disfruto plenamente de mi vida y no estoy preocupada. Hubo un tiempo en que yo podría haber estado de acuerdo con esa publicidad atea pero, gracias a Dios, me caí del caballo, conocí Su infinito Amor y mi vida cambió por completo. Es algo que está al alcance de todos (es totalmente gratis) y os puedo asegurar que una vez que te has encontrado con Él, nada vuelve a ser igual. Dios es muy paciente y siempre está allí dispuesto a entrar en nuestra vidas cuando menos lo esperamos. Lo mejor de todo es que nunca lo va a hacer violentándonos, sino que con infinita y entrañable misericordia nos respeta hasta el extremo. Los niños suelen ser grandes filósofos, y a veces grandes teólogos. Mi sobrina Bea cuando estaba en catequesis de Primera Comunión llegó un día muy preocupada porque había un niño que decía que no creía en Dios. Ella no podia entenderlo. ¿Cómo era posible? Se fue a su habitación y después de mucho meditarlo salió radiante diciendo: "¿Sabes, mami? No importa que él diga que no cree en Dios, Dios sí que cree en él". A mí me pareció precioso, ¿verdad? Pues nada, queridos ateos, os digo que aunque Dios no exista para vosotros, vosotros sí existís para Él. Verdad verdadera.